Colegio Antonio de Nebrija Gestión de Calidad

Desarrollo Integral en Infantil

 

PROGRAMA DE DESARROLLO INTEGRAL INFANTIL: "APRENDER PARA SER:"

Psicomotricidad Vivencial Entendemos por Desarrollo Integral Infantil aquel que tiene en cuenta las diferentes áreas que configuran a una persona: corporal, emocional-afectiva, cognitiva, social-relacional. Estas áreas se interrelacionan entre sí y forman un todo unificado. El desarrollo de un área permite y potencia el desarrollo de las demás. De igual manera la afectación, daño o retraso en una de estas áreas afectará a las otras.

El programa de Desarrollo Integral Infantil trabaja por el desarrollo conjunto de todos los diferentes aspectos que configuran a una persona desde edades tempranas y acompaña al niño en un itinerario madurativo a lo largo de todo el proceso escolar. Con ello se pretende transformar la educación para conseguir personas más felices, responsables y cooperativos.

Cada vez se hace más patente la necesidad de un cambio en el sistema educativo, cambio que responda a las nuevas necesidades y demandas de la sociedad actual. En los últimos 50 años nuestra sociedad ha cambiado diametralmente en muchos aspectos, sin embargo la educación ha cambiado muy poco. Si seguimos educando de la misma manera que antes cuando todo ha cambiado cabría preguntarse si la educación actual está preparando a los adultos de mañana para afrontar los retos que se encontraran.

La respuesta de muchos profesionales por todo el mundo es "no, no estamos preparando a los niños para el mundo en el que les tocará vivir". Profesionales de la psicología, la educación, la neurociencia y las ciencias sociales, Daniel Goleman, Howard Gardner, Ken Robison, entre los más destacados, Robert Roeser , Kimberley Schonert-Reichl , Vívete Glover, Richard Gerberd, Linda Lantieri, Mark Prensky, Richard Devidson, y muchos otros, coinciden en señalar el aspecto anacrónico y desfasado de la educación actual y la necesidad de un cambio en la misma.

Todos ellos coinciden en que educar no debe limitarse a enseñar contenidos, sino que debe ser un proceso global donde se implique a la persona en su totalidad, cuerpo-emoción-cognición y aspecto relacional de la persona.

Coinciden en la necesidad de trabajar la autoconciencia, las competencias sociales y emocionales en el aula. Los niños deben aprender a aprender, a centrar su atención, a relajarse, a gestionar sus emociones, a trabajar en equipo, a mejorar sus habilidades de relacionarse, a conocerse mejor. También coinciden en que se aprende a través de la experiencia y la emoción. Y abogan por metodologías de enseñanza más activas y vivenciales, además de un adecuado uso de las nuevas tecnologías en la enseñanza.

Y por último todos ellos coinciden en que tal cambio debe partir de una formación de profesores. Los profesores deben conocerse a sí mismos y desarrollar competencias sociales y emocionales si las quieren enseñar a sus alumnus. Deben poder ver a cada uno de sus alumnos de forma individual y al grupo en conjunto para poder responder a las necesidades educativas de los mismos y poder apreciar sus talentos individuales. Así mismo, deben reciclarse en métodos y modos de enseñar consiguiendo formas de enseñar más efectivas, motivantes y creativas.

La transformación de la educación tiene por tanto como objetivo final conseguir personas más felices, responsables, cooperativas, empáticas, más conscientes de ellas mismas, con capacidad de tomar buenas decisiones, motivadas y creativas, (entendiendo creatividad como un tipo de inteligencia que permite resolver problemas y ver las cosas desde perspectivas diferentes). El aprendizaje emocional de 0 a 8 años es muy importante para la vida adulta. Mejorar el estado emocional es mejorara el nivel de salud y bienestar social a largo plazo.

La educación debe convertirse en una guía donde los niños y niñas descubren sus talentos. Una educación donde se ve al individuo, cómo es y qué necesita. Donde se potencian sus habilidades para ayudarles a sacar el mejor partido de ellos mismos. Estamos hablando de una educación donde la atención individualizada cabe dentro de los estándares educativos. Por nuestra parte tanto la Psicoterapia Gestalt como la Psicomotricidad Vivencial comparten cada uno de estos principios y objetivos, con los que nos sentimos totalmente identificados. Y es nuestra intención contribuir en la mejora de una educación para educar ciudadanos.

 

Objetivos:

Desarrollo Integral Infantil El objetivo general del programa es favorecer el desarrollo pleno de los alumnos, y acompañar a los niños y niñas en las diferentes dificultades que se puedan ir encontrando para ayudarles a resolverlas.

El objetivo último es producir personas más felices y sanas, física, emocional y mentalmente, con capacidad de decir que quieren para ellos mismos y sus vidas, y con confianza y voluntad para conseguir sus metas y objetivos

  • En el Plano Corporal
  • Lograr que el niño/a desarrolle todos los componentes corporales básicos cuya madurez son requisitos previos imprescindibles para el posterior aprendizaje cognitivo (lecto-escritura, matemáticas, etc).
  • Alcanzar un esquema y conciencia corporal rico que andamie la personalidad presente y futura del niño.
  • Incrementar la expresión corporal.
  • Mejorar las capacidades de atención, concentración y facilitar con ello la asimilación de los aprendizajes.
  • En el Plano Efecto-Emocional
  • Alcanzar una mayor autorregulación y autogestión emocional. Lograr que los alumnos/as y profesores/as identifiquen y sean capaces de nombrar las emociones que van sintiendo en cada momento, así como qué se las provoca.
  • Lograr una expresión emocional sana y coherente con lo que se está sintiendo y con la necesidad que el niño/a tiene en el momento. Sustituir progresivamente expresiones emocionales disruptivas y/o inadaptativas por otras más adaptativas y asertivas.
  • Mejorar la autoconciencia y la confianza en uno mismo.
  • Reducir el estrés, la frustración, la ansiedad. Aumentar la tranquilidad, relajación y sensación de bienestar tanto de los alumnos como de los profesores.
  • Producir personas empáticas, afectuosas, respetuosas, cooperadoras y optimistas.
  • Aumentar la capacidad de atención y concentración de los alumnos/as y mejorar la memoria. Aspectos todos relacionados con la emoción y dependen de esta.
  • En el Plano Social-Relacional
  • Generar un ambiente de clase afectuoso y respetuoso que favorezca la enseñanza, el trabajo y la adquisición de conocimientos.
  • Producir una atmósfera en el aula donde los niños/as se sienten seguros, acogidos, respetados y valiosos para el grupo.
  • Dotar a los niños/as de habilidades sociales que permitan una buena resolución de conflictos. Generar un ambiente de cooperación y colaboración.
  • En el Plano Cognitivo
  • Preparar a los niños/as cognitivamente para aprender. Individualizar la fase del desarrollo en la que se encuentra cada niño/a. Aportarles las adquisiciones básicas de desarrollo cognitivo necesarias para poder conseguir los logros académicos
  • Fomentar la toma de buenas decisiones y la responsabilidad.
  • Aumentar la creatividad y la autonomía.

Metodología:

Los principales enfoques a utilizar son la Terapia Gestalt y la Psicomotricidad Vivencial.

Ambas son metodologías de corriente humanista que consideran al ser humano como un todo integrado, un ser autónomo, que tiene la capacidad y la responsabilidad de tomar decisiones para su propio desarrollo y cuya conducta es intencionada. Tiende a la autorrealización, hacia el crecimiento y la diferenciación. Está en mutua relación con el ambiente.

La metodología básica de ambas es experiencial: "vivir y experimentar para aprender".

Facilmente