Colegio Antonio de Nebrija Gestión de Calidad

Psicomotricidad Vivencial

 

Psicomotricidad Vivencial:

Psicomotricidad VivencialLa palabra psicomotricidad proviene de los términos psique y motricidad. La interacción de estos dos elementos, cuerpo y mente, que conforman una unidad, es imprescindible para la evolución positiva y armónica de los seres humanos.

En nuestro centro y proyecto educativo entendemos la psicomotricidad desde la perspectiva de Bernard Aucouturier, quien plantea los juegos psicomotrices como un método no directivo que respeta la forma de ser del niño y le ayuda en su desarrollo. Estos juegos potencian los procesos madurativos a través del cuerpo y establece unas relaciones humanas en las que el niño es el sujeto de la acción, un individuo con identidad propia.

Aucouturier, considera que hay una dimensión afectiva del psiquismo directamente ligada al cuerpo, a lo sensorial, al tono y al movimiento. Son fundamentales los procesos que van desde la acción al pensamiento, desarrollándolos a través de la psicomotricidad, vivida de forma global y vivencial.

Nuestra propuesta es amplia y adaptable; provoca situaciones que permiten al niño descubrir su potencial, dejándole "espacio" para concebir nuevos gestos, nuevas soluciones y nuevas formas de expresar sus sentimientos o emociones. El movimiento se convierte entonces, en un vehículo para el desarrollo de la comunicación, el pensamiento y la creatividad del niño.


Presentación de diapositivas: psico web - Diapositivas

 

Principios Básicos de la Psicomotricidad Vivencial:

Psicomotricidad Vivencial El cuerpo, es considerado una fuente de comunicación y de relación con todo lo que le rodea. Además, es el principal canal para aprender, ya que los aprendizajes que se realizan a nivel motor sirven para desarrollar los sistemas neuro-cognitivos necesarios para futuros aprendizajes.

La psicomotricidad vivencial respeta el proceso madurativo natural del niño, acompañándolo desde la experiencia motriz y el movimiento, hasta el desarrollo de su pensamiento. Ayudamos al niño a crear su propia identidad, basando la vivencia del cuerpo como una unidad psicosomática, corporal, mental, emocional y relacional.

Partimos desde el momento evolutivo en el que se encuentra el niño, de forma individualizada y acompañándolo en su autodesarrollo.

Organizamos la actividad a partir de lo que el niño sabe hacer, teniendo en cuenta su mundo madurativo, afectivo y cognitivo. Escuchando su mundo emocional, reconocemos al niño y damos significado a su acción.

Para facilitar esta tarea, creamos una estructura en la dinámica que proporciona seguridad al niño y favorece el placer del movimiento, de descubrir y crear, intercambiar y hablar.

Consideramos pues, que la experiencia a través del juego es la vía natural que tienen los niños para el autodesarrollo y el aprendizaje.

Nuestras Sesiones de Psicomotricidad:

Este proyecto se lleva a cabo con los alumnos de Educación Infantil y Primer Ciclo de Educación Primaria.

Las profesoras mantienen una actitud de escucha ante las necesidades y motivaciones de los niños. Además, con su actitud, acogen, escuchan, comprenden, sostienen y favorecen la confianza y aceptación.

Por otro lado, establecen un contexto con unos límites claros donde los niños se sienten protegidos y seguros. Por tanto, libres de producir y ser.

Aquí es, donde la formación del profesorado que desarrolla las sesiones de psicomotricidad es tan importante.

Las profesoras implicadas en este proceso se forman con sesiones semanales donde ponen en común sus dificultades y progresos y participan en sesiones de psicomotricidad vivencial una vez al trimestre para experimentar y vivenciar los juegos al igual que hacen los niños.

Nuestra propuesta es amplia y adaptable; provoca situaciones que permiten al niño descubrir su potencial, dejándole "espacio" para concebir nuevos gestos, nuevas soluciones y nuevas formas de expresar sus sentimientos o emociones. El movimiento se convierte entonces, en un vehículo para el desarrollo de la comunicación, el pensamiento y la creatividad del niño.

Preguntas y Respuestas

¿Cómo se organizan las sesiones?

La sala de psicomotricidad se organiza previamente, lo cual permite una anticipación de lo que allí va a suceder. También nos aseguramos de que sea un espacio donde se sientan acogidos y seguros. En este espacio hay lugares fijos, por ejemplo los lugares destinados para la asamblea inicial y la final.

En la asamblea inicial ponemos en común cómo nos sentimos, se recuerdan las normas, y explicamos la dinámica del juego. La asamblea final, nos permite expresar lo vivido en la sesión y cerrar la actividad.

El resto del espacio se va organizando para desarrollar las diferentes situaciones psicomotrices: las de placer sensoriomotor y las de representación.

Situaciones psicomotrices de placer sensoriomotor

Diseñamos actividades de expresividad motriz, juegos y acciones facilitadoras de la vivencia y el placer propioceptivo que inviste la musculatura, las articulaciones, el tono muscular, el sistema vestibular… También acoge actividades surgidas de las necesidades y deseos inconscientes de los niños.

Las principales actividades que se pueden llevar acabo en este momento son:

  • Actividades de seguridad profunda y maternaje: Son situaciones de contención, sostenimiento, balanceos, equilibrios y desequilibrios, arrastre, rodamientos, presiones…Recuerdan las vivencias de sentirse sostenido y acogido en los primeros meses de vida.
  • Actividades de contraste: Son situaciones de construir-destruir-reconstruir, aparecer-desaparecer, llenar-vaciar, entrar-salir, subir-bajar, esparcir-unir, equilibrarse-desequilibrarse…los juegos de persecución, oposición.Estas actividades facilitan la aparición de juego simbólico.
  • Actividades sensoriomotrices y sociomotrices:Las actividades sensoriomotrices evolucionan con la edad hacia actividades sociomotrices de grupo, en los que se introducen las normas y las reglas, al tiempo que aumentan también los juegos de precisión. Así es como a través de la psicomotricidad favorecemos el desarrollo de todas las áreas curriculares, estimulando y favoreciendo el desarrollo de los diferentes tipos de aprendizajes.
  • Actividades de juego simbólico y de roles:Favorecemos dinámicas que permiten vivir lo emocional a través del investimiento o simbólico de los materiales y de la situación.
  • Juegos de precisión: Ponemos a prueba las habilidades de coordinación óculo-manual, de equilibrio y coordinación dinámica general.
  • Juegos sonoros y musicales: Narraciones mediante historias o cuentos.
Situaciones de representación, final de la sesión.

A través de la plástica, el dibujo, el modelaje, la construcción, la palabra verbal y/o escrita, los juegos sociales, favorecemos las representaciones mentales, que son el resultado de toda la movilización del imaginario que se ha producido a través del juego, proporcionándonos en la asamblea final, la oportunidad de compartir con los compañeros la experiencia y cerrar la sesión.

Facilmente